Infoturpial.com

Vinotinto se fue de la Copa América con mal sabor de boca, pero con esperanzas en un nuevo proyecto

Deportes

Desde el vamos, la situación no se veía nada positiva, apenas llegó la delegación a Brasil, se le comunicó a la directiva que más de 15 jugadores no podrían participar debido a que dieron positivo en las pruebas para COVID-19; entre ellos se encontraban pilares del equipo, como el capitán Tomás Rincón, Roberto Rosales, Yangel Herrera y Wilker Angel. A esa lista de bajas, también se suman algunas por lesión como Yeferson Soteldo, Darwin Machís, Salomón Rondón y Yordan Osorio.

Luego de recibir estas noticias, el seleccionador nacional José Peseiro, decidió echar mano a varios jugadores del torneo local FUTVE, quienes para grata sorpresa de todos, demostraron un nivel de entrega y compromiso acorde a la situación.

Aplauso de pie para esos futbolistas: Edson Castillo, Luis Mago, Francisco La Mantía, Adrián Martinez, Yohan Cumana, Bernaldo Manzano y Richard Celis, resaltando igualmente las actuaciones del “Brujo” José Martínez y Ronald Hernández, quienes no forman parte del FUTVE, si no de la MLS, pero los incluyo en el grupo de jugadores aguerridos que nos sorprendieron de una muy buena manera.

Y así comienza el torneo, entre bajas por COVID-19 y lesiones, tratando de formar un grupo competitivo a última hora y sin tiempo para trabajar lo deportivo, nos tocó enfrentar el primer partido contra la favorita de la competición: Brasil; en este partido, a pesar de la derrota 3-0, los fanáticos quedamos contentos luego de observar a una selección vinotinto, que salió a jugar fútbol, muy distinto a lo que nos tenían acostumbrados en otras épocas, con otros dirigentes; se vio a un equipo consciente de sus limitantes, pero que no se dejó minimizar por eso, aunque también, ya en este partido se empieza a notar el punto débil de este grupo: la pelota parada, tanto a favor como en contra.

La siguiente fecha nos tocó enfrentar a nuestro clásico rival, Colombia, en un partido donde Wuilker Fariñez se vistió de MVP tapando todo lo que le chutaban. Sacó 8 pelotas de gol cantado. En éste partido Venezuela fue de más a menos, pero nuestro portero logró mantener la portería a cero; sacamos un punto de oro.

Luego, contra Ecuador, fue donde se vio nuestra mejor cara, este es el equipo que queremos ver, una defensa sólida, se salía jugando, el medio campo seguro y firme tanto en recuperación como en creación y la delantera igual; Aristiguieta enorme con y sin el balón, la única crítica que puedo hacer en este partido es con respecto a lo mismo que venimos arrastrando desde el primer juego contra Brasil: la pelota parada. No se puede entender el segundo gol de Ecuador, ¿Cómo pasas de tener un tiro de esquina a favor, a conceder un gol? Eso es algo que no se puede permitir, tres córners seguidos, ejecutados de igual manera… Son cosas que hay que trabajar mucho y mejorar lo más pronto posible, ojalá en septiembre podamos ver los frutos de ese trabajo.

Y por último, toca hablar del día más trágico, la caída frente al Perú de Gareca, No se puede entender el planteamiento de este partido.

Luego de recuperar a varios jugadores de COVID-19 y a Soteldo de su lesión, el técnico José Peseiro decidió cambiar varias piezas en su 11 titular. Varios cambios en la zaga, como por ejemplo: poner a Rosales por derecha, sacar a Cumana de la izquierda y poner ahí a Ronald Hernández. Cambiar al Sema por Ferraresi como líder de zaga, y rodearlo con Villanueva (en lugar de La Mantía) y Mago. Uno pensaría que la defensa venía muy bien y que no hacía falta tocarla, pero no es así. Sí, estábamos sólidos con el balón a ras de piso, pero en las pelotas paradas estábamos fallando mucho. Se quiso arriesgar por otra fórmula y no termino resultando, lamentablemente. Ferraresi se vio errático, y ni hablar de Villanueva. De hecho, la jugada del gol nace de un mal despeje que hacen entre los dos, otorgando un tiro de esquina al equipo rival. También habría que hablar de Sergio Córdova, que falló un gol casi cantado luego de un rebote que da el portero peruano debido a un chute de Savarino, que fue el mejor jugador de la selección Venezolana en ese partido, a pesar de solo haber jugado 45 minutos. En el área hay que tener vocación para meter esos goles. Pasa que Córdova no es un jugador de área. No es un 9 puro. Pero le tocó cubrir ese espacio, luego de la baja del capitán Aristiguieta, que dio positivo en una prueba sorpresa para COVID-19 a última hora.

A pesar de esta eliminación temprana, la mayoría de fanáticos nos quedamos contentos con lo que hemos visto esta copa. Recuerden que esto es apenas el comienzo de un nuevo proyecto deportivo, y los procesos hay que respetarlos si es que se esperan ver resultados al final del día. Ahora, queda esperar hasta la fecha de eliminatorias mundialistas en septiembre de este año, esperando que nuestras actuaciones vayan mejorando cada vez más.

José Ramon Orta S.

Comparte aquí...

Síguenos en nuestras redes

Deja un comentario