Infoturpial.com

Con Motivo del reciente Día internacional de los pueblos indígenas

Política

Tulio Gudiño

Con motivo de la celebración del día internacional de los pueblos indígenas , hay que destacar que en Venezuela los derechos de estos pueblos están siendo pisoteados por un gobierno que solo le interesa mantenerse en el poder a través de políticas de mentiras y engaños haciendo creer que son reivindicaciones sociales, económicas culturales y políticas.

En referencia a los derechos políticos, el gobierno ha montado un marco jurídico para manejar a su antojo la elección de la representación indígena a los cuerpos deliberantes, utilizando para ello al poder electoral desde donde se viene ejecutando esta política que no responde a la participación genuina y democrática con la elaboración de unos reglamentos que regulan el proceso de elección de acuerdo con un mandato del tribunal supremo de justicia con el cual se eligieron los 3 diputados indígenas el 6D del año 2020, bajo el argumento de elegirlos de acuerdo a la norma constitucional que establece el articulo 186, cuyo mandato es de” acuerdo a sus costumbres y tradiciones”, valorando el voto de segundo grado por encima del voto universal directo y secreto que tiene la ciudadanía de Venezuela y el mundo para elegir a sus representantes o autoridades, en clara violación a la norma constitucional que establece el derecho al sufragio en los artículos 63 y 125 de la carta magna.

Nuevamente en el proceso de elección denominado Megaelecciones, el CNE , elaboró otro reglamento especial para regular la elección de la representación indígena, legisladores indígenas a los consejos legislativos 8 en total y a los concejos municipales 69 en total bajo el mismo esquema de elección de acuerdo a los usos y costumbre de los pueblos indígenas.

Lo primero que debemos llamar la atención es que los usos y costumbres no son uniformes, varían de un pueblo a otro, en consecuencia hay que respetar esa condición, en nuestro país existen más de 42 pueblos indígenas, y eso a la vista de todos no ha sido tomado en cuenta en el reglamento que mal interpreta la cultura de los pueblos indígenas.

Por otro lado, hay que decir de manera contundente que en los pueblos indígenas de Venezuela el sistema de elección de sus autoridades se realiza de manera universal directa, libre y a mano alzada, es mentira que en los pueblos indígenas se eligen voceros para darle la responsabilidad que se encarguen de elegir a la máxima autoridad de un cacique, un capitán, o un gobernador indígena.

Eso no existe en el seno de las comunidades indígenas, allí todos los que se consideran en edad para tomar decisiones eligen a su autoridad en asambleas comunitarias, de tal manera que el argumento utilizado para llevar a cabo las elecciones según el reglamento responde a una creación del ente rector electoral con la asesoría y acompañamiento de movimientos y organizaciones indígenas entregadas al gobierno para llevar a cabo un vulgar ventajismo político, lleno de acciones discriminatorias en detrimento de los derechos políticos de los indígenas.

Además el derecho a elegir de toda una población en manos de unos pocos, es un claro reflejo de una estrategia política de hacerse con todos los cargos de elección, el vocero o vocera se convierte en el “gran elector “es el que se elige en las asambleas comunitarias y luego es acreditado para asistir a la asamblea general donde va a ejercer dos votos uno, para elegir al legislador regional y otro para elegir al concejal, esto es una aberración y como reiteramos esto no responde a usos y costumbres, en las comunidades indígenas existe la personalización del voto, allí se vota en conocimiento a quien se elige en sintonía con el principio democrático una persona un voto.

Fue la misma estrategia que utilizaron con la elección de los constituyentes indígenas de 1999, muchas irregularidades a la vista de todos.

En cuanto al registro electoral indígena, la data que debe contener los nombres de cada uno de los electores que van a participar en el proceso electoral no existe, no hay un registro electoral que responda al principio de ser público, verificable, claramente establecido en las leyes electorales, el mismo reglamento en el artículo 6, reconoce la inexistencia de tal registro cuando textualmente expone “el Registro Electoral Indígena se levantará a través de las asambleas comunitarias indígenas” o sea el registro es a futuro en el presente es inexistente, por lo tanto es manejable y vulnerable a cualquier decisión.

El registro electoral es la garantía que tienen los electores y los candidatos para participar y acudir a un proceso sobre la base de una data que contenga los datos de todos los electores que reúnan los requisitos para participar, en este caso, la condición de elector queda a discrecionalidad de cada pueblo de acuerdo a sus usos y costumbres.

Los derechos políticos de los indígenas deben ser parte de un gran debate nacional con la participación de todos sus protagonistas respondiendo al derecho que tienen a la consulta sobre todo lo que les concierne en el desarrollo de la vida comunitaria, sin improvisaciones ni respondiendo a intereses de parcialidad alguna.

La elección de una autoridad indígena es una alta responsabilidad para su población y el estado venezolano debe garantizar que la misma se efectúe respetando los derechos de todos los indígenas sin discriminación, manipulación ni chantajes.

Pueblos indígenas en Resistencia!!!

Comparte aquí...

Síguenos en nuestras redes

Deja un comentario